En caso de cierre de alguna de las instalaciones de ALUR, tanto en Bella Unión como en Belén o Montevideo, los trabajadores ocuparan los centros de trabajo. Así lo afirmaron los presidentes del Sindicato de la Industria Química (STIQ), Diego Zipitría, y del Sindicato Obrero de la Caña de Azúcar (SOCA), Rubén Rodríguez, quienes indicaron que los trabajadores resistirán todos los intentos de desmantelamiento de ALUR y Ancap.

Ambos fueron entrevistados en Legítima Defensa, ocasión en que dieron un amplio panorama de la situación que se vive en Bella Unión y Belén.

Los trabajadores de la química y la caña de azúcar llegaron el martes a Montevideo, tras recorrer cientos de kilómetros en una caravana que partió el pasado viernes 16 desde Bella Unión.

Indicaron que la decisión del gobierno, tal como informó el ministro de Industria, Omar Paganini, es proceder al cierre de ALUR y de Ancap.

Eliminar ALUR Capurro, planta que el Estado todavía está pagando, supone perder entre 350 y 400 puertos de trabajo tanto directos como indirectos, explicaron.

Enemigo histórico

Tras recordar que el Herrerismo ha sido históricamente un enemigo de Ancap, señalaron que el ministro Paganini les anunció que van a cerrar la planta.

“Desmantelar Ancap y desmantelar ALUR, “es terminar con el bicombustible, es perjudicar al medio ambiente”, enfatizaron.

Zipitría informó que el próximo lunes se desarrollará un plenario ampliado, “con las más de 40 empresas que tenemos afiliadas a la química, donde esperamos más de150 delegados nacionales, en la plaza Primero de Mayo. Ahí se va a definir si entregamos una carta en Torre Ejecutiva”.

“Si quieren cerrar, si quieren desmantelar, y que los malla oro se lleven toda la plata para el extranjero la vamos a pelear”, sentenció.

Y Rodríguez remató: “La decisión es habilitar lo ya resuelto. Es decir, si tocan una fuente de trabajo, ocupamos”.



Fuente