Publicado:

Nagaenthran K. Dharmalingam tenía un coeficiente intelectual de 69, que es un nivel reconocido como discapacidad, por lo que se cree que el hombre fue forzado a cometer el delito por el que fue condenado.

Un hombre malayo con discapacidad mental que fue detenido en Singapur en 2009 por traficar con una pequeña cantidad de heroína fue ejecutado este miércoles en la ciudad-estado, pese a las numerosas críticas internacionales y las peticiones de clemencia que se han alzado en su defensa, recoge AFP.

Según las voces que exigían revertir su condena, Nagaenthran K. Dharmalingam tiene un coeficiente intelectual de 69, un nivel reconocido como discapacidad, y fue forzado a cometer el delito. Sin embargo, las autoridades justificaron su sentencia, afirmando que se determinó que el hombre era consciente de lo que estaba delinquiendo.

La pena de muerte para Nagaenthran, de 34 años, suscitó numerosas críticas, llegadas tanto desde las Naciones Unidas y la Unión Europea, como de diversas personalidades, como el multimillonario británico Richard Branson, entre otras voces que llamaban la atención sobre la supuesta discapacidad intelectual del condenado.

Durante más de una década, el reo recurrió a varias vías legales, pero todas sus peticiones fueron desestimadas por los tribunales de Singapur, que cuenta con una de las leyes sobre drogas más estrictas del mundo. Al mismo tiempo, el presidente de la ciudad-estado rechazó sus solicitudes para mitigar la dureza de la Justicia.  

El hombre fue ejecutado en la madrugada del 27 de abril, según declaró a la AFP su hermana, Sarmila Dharmalingam.

«Ahorcar a un discapacitado intelectual y a un enfermo mental es una violación injustificable y flagrante de las leyes internacionales a las que Singapur decidió unirse», declaró Maya Foa, la directora de Reprieve, una ONG que investiga los casos de abuso de derechos humanos. 





Source link