Sipolma califica de “lamentables” declaraciones del jerarca del Ministerio del Interior en su participación en el programa de TV y sostiene que no tiene capacidad para ocupar el cargo.

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Santiago González, durante la edición del domingo 17 de abril del programa Polémica en el Bar, por canal 10, se refirió en determinado momento al respaldo que tiene ahora la Policía para actuar ajustada a derecho.

En determinado momento González expresó que eso se lo pueden preguntar a gremios policiales, como “el sindicato policial de Maldonado que está contra el gobierno”.

Ante esa frase, el gremio salió al cruce y calificó de “lamentables expresiones” de un director del Ministerio del Interior para con una organización de trabajadores legítimamente constituida y reconocida por el Estado”.

Sipolma afirma que el funcionario, “habla de seguridad como si fuera el ´Gurú´ de la seguridad pública y apenas lleva dos años en el Ministerio”, pero además que desconocen sus credenciales, porque “es un paracaidista más de los tantos que hay en el Ministerio del Interior”.

Asimismo el sindicato, subraya que “ jamás estará en contra de gobierno alguno, pero sí contra las políticas improvisadas de seguridad pública y a las que directamente perjudican a los policías como consecuencia de los funcionarios políticos que aparecen cada cinco años a ocupar cargos”.

Otras denuncias

Más adelante, en el mismo comunicado, Sipolma hace referencia a presuntas irregularidades, porque no existe un control sobre personal en actividad que realiza tareas de vigilancia, custodia o asesoramiento en materia de seguridad “fuera del ámbito del Ministerio del Interior”.

“En Maldonado tenemos conocimiento que más de un centenar de policías incumplen la ley realizando tareas de vigilancia y seguridad en hoteles, chalets privados, shopping, establecimientos rurales, etc., ante la pasividad de las autoridades que no fiscalizan y ante la constatación de la misma no actúan en consecuencia haciéndose los distraídos”.



Fuente