Se complicó. La derrota por 4 a 1 ante Brasil este jueves en Manaos, profundizó la crisis que vive la selección Uruguaya, que sólo pudo lograr un punto de los últimos 9 disputados.

“Fue muy superior Brasil. Sabíamos que jugábamos en una situación desventajosa porque, más allá del nivel que tiene Brasil, jugamos en unas condiciones atmosféricas que eran muy difíciles para nosotros por el calor y la humedad. No sé si no es peor esto que en Barranquilla. Es cierto que el marcador pudo ser mayor. Nuestro arquero fue una de las figuras del partido y salvó muchas situaciones”, analizó Óscar Washington Tabárez.

“Que nos hayan creado tantas situaciones no es una cosa demasiado frecuente para nosotros”, dijo sobre el global de los últimos dos encuentros, aunque matizó recordando que ocurrió eso “contra los dos mejores equipos de la Eliminatoria”. “Y sobre todo Brasil, que desde hace dos Eliminatorias y media casi no ha perdido. Fuimos vapuleados por un equipo muy bueno”, reconoció el entrenador de la selección uruguaya.

“Es el momento de estar calmos. Las soluciones, que las buscamos permanentemente, no aparecen y asumo la responsabilidad por no haberlas encontrado. En lo único que pienso es en la recuperación del equipo, de estos jugadores que actuaron y de otros que no están y pueden volver para la doble fecha de noviembre”, dijo Tabárez en conferencia de prensa.

“La situación es difícil por lo que viene y por lo que pasó. Perdimos alguna posición y salimos de la zona de clasificación. Estas situaciones no son nuevas. Sí sorpresivamente en este momento en que la Eliminatoria se iba llevando. En esta triple fecha, pese a que tuvimos buenos inicios ante Colombia y Argentina, no conseguimos los resultados. Hoy, si bien salimos con una postura a jugar, ni siquiera obligamos como en los últimos dos partidos”, añadió.



Fuente