Publicado:

La compañía japonesa Toshiba, dedicada a la fabricación de aparatos eléctricos y electrónicos, ha anunciado este miércoles la suspensión de «la toma de pedidos y las inversiones en Rusia» en respuesta a su operación militar en Ucrania. 

La empresa prometió continuar monitoreando el desarrollo de la situación y decidió destinar un total de 100 millones de yenes (unos 777.233 dólares) «al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Japan Platform, una organización sin fines de lucro, para brindar ayuda humanitaria a los afectados».



Source link