Los trabajadores de Acodike, que realizan un paro por tiempo indeterminado, ocuparon la planta de envasado tras constatar que personal ajeno a la empresa estaba realizando tareas en el lugar. Aunque desocuparon poco rato después ante una intimación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) no descartan volver a ocupar si la situación se reitera.

“Si se intenta innovar y traer trabajadores de otro sector para hacer nuestro trabajo”, volverán a ocupar dijo el dirigente de la Asociación Laboral de Funcionarios de Acodike (Alfas), Ándres Guichón.

Reclaman que la empresa acepte la propuesta del Ministerio o de lo contrario se reintegre a los trabajadores despedidos.

Alfas se encuentra en conflicto desde hace dos semanas por el despido de tres trabajadores, uno de planta y dos tercerizados.

Tras la desocupación la Coordinadora de Sindicatos de Ancap reiteró su respaldo a los trabajares de Acodike y rechazó los despidos.

“La Coordinadora de Sindicatos de Ancap expresa a la opinión pública y a las autoridades correspondientes su solidaridad con los trabajadores de Acodike», sostuvo.

Entienden que los despidos fueron «producto de la arbitrariedad de la empresa al despedir en forma irregular e injustificada a tres trabajadores bajo acusaciones no probadas de ‘acoso laboral’. Siendo uno de ellos delegado sindical de larga trayectoria”.

Asimismo, lamenta que los trabajadores se hayan visto obligados a tomar nuevas medidas de lucha “ante la intransigencia patronal de avenirse a una solución promovida por el propio MTSS, y a la que el sindicato manifestó estar de acuerdo”.

Entiende necesario que el MTSS recomponga el ámbito de negociación que “permita llegar a una solución».

Señala su voluntad, «de acuerdo a la evolución de los acontecimientos», de realizar «acciones conjuntas de toda la coordinadora con los trabajadores del supergás».

Tres despidos

Todo comenzó cuando Acodike despidió a tres trabajadores acusándolos de acoso laboral.

Indica el sindicato que la empresa se basó en un informe secreto contratado para ese fin.

El MTSS propuso en primera instancia una nueva investigación y si los trabajadores resultaban inocentes reintegrarlos. Fue rechazado por la empresa.

Posteriormente el ministerio propuso el posible reintegro para volver a negociar.

 

 

 



Fuente