El origen de la investigación fue en el Liceo Militar, por el vínculo con una alumna.

La investigación fue denominada JPR-RYAN y trabajó en el caso Investigaciones de la Jefatura de Policía de Tacuarembó. Se hicieron allanamientos en Montevideo, Florida, Cerro Largo y Rivera y se incautaron dispositivos electrónicos que fueron periciados.

La investigación fue liderada por la Fiscalía Letrada de Primer Turno, con el fiscal Ignacio Montedeocar como responsable. Carla Gómez, jueza de Primer Turno, hizo lugar a la formalización de la investigación y cuatro de los cinco detenidos fueron imputados.
La denuncia fue presentada por el Ministerio de Defensa Nacional ante la Fiscalía. Montedeocar explicó a la diaria que fue precedida por una información de urgencia luego de que el subdirector del Liceo Militar tomara conocimiento del vínculo que existiría entre un sargento primero y una alumna. «A partir de allí surgió que esta alumna habría recibido, o intercam-biaría, fotos y mensajes de índole sexual con otro funcionario», indicó. «Así fue avanzando la investigación, primero en el ámbito militar y después en la órbita de Fiscalía», agregó.

Tres militares -un mayor, un sargento y el sargento primero- fueron imputados, dos con prisión preventiva y uno con arresto domiciliario. Un cuarto militar detenido no fue formalizado, pero la investigación aún no ha terminado. El hombre quedó en libertad, pero con medidas limitativas: fijación de domicilio, no puede salir del país y no se puede comunicar con la víctima, según informó el fiscal.

Montedeocar explicó que, «a partir de las indagatorias y de la evidencia digital», surgió la vinculación con un policía que pertenece a la Jefatura de Policía de Cerro Largo. También se dispuso su prisión preventiva. Todos los imputados estarán privados de libertad en la Unidad 26 Tacuarembó del INR.

Delitos imputados
MD, que es mayor del Ejército, fue imputado por la presunta comisión de reiterados delitos de atentado violento al pudor, abuso sexual sin contacto corporal, grooming (acoso sexual de una niña, niño o adolescente por algún medio virtual), almacenamiento de material pornográfico en el que aparece una niña, niño o adolescente, y por abuso de funciones.
WR fue imputado por la presunta comisión de reiterados delitos de abuso sexual, abuso sexual sin contacto corporal y grooming, todos ellos especialmente agravados, y por abuso de funciones.
El policía de la Jefatura de Policía de Cerro Largo, de iniciales RS, también fue imputado por la presunta comisión de reiterados delitos de abuso sexual especialmente agravado y de retribución a personas menores de edad para que ejecuten actos sexuales o eróticos en reiteración real.
Se dispuso la prisión preventiva para MD, WR y RS por 180 días. Además, se determinó la suspensión de la patria potestad; la inhabilitación para desempeñar cargos públicos y privados en el área educativa, de la salud, y otros que tengan contacto con niñas, niños y adolescentes; y la prohibición de comunicación con la víctima. MD y WR tampoco podrán comunicarse con cualquier alumna o alumno del Liceo Militar Anexo Norte en el transcurso de la investigación.
Por otra parte, WO fue imputado por la presunta comisión de reiterados delitos de grooming. Se dispuso su arresto domiciliario total por 120 días, que será supervisado por la Oficina de Seguimiento de Libertad Asistida.
la diaria



Fuente