Por Sergio Arias-Moreira.-

Los medios de televisión actuales son los principales diseminadores de ordinariez (vulgaridad, chabacanería), mentiras, mediocridad, ignorancia, desinformación e ideología política (directa e indirecta). Son el director (gerente) de prensa y el redactor de noticias en cada medio los culpables directos de noticieros sesgados, faltos de verdad y objetividad informativa, además de los pseudos periodistas sin excelencia profesional ni cultura general; y todo esto, sumado a las agencias de noticias internacionales, vergonzosamente deformadoras de la verdad en sus artículos diarios.

Y si de programación se trata, son los gerentes de producción los culpables de que en los programas que salen al aire se llegue a la absoluta falta de creatividad, a la bajeza de vocabulario, a la estulticia aplaudida, con conductores hombres y mujeres que por el rating (índice de audiencia) y por quedar bien, supuestamente, con “su público” de baja categoría moral e intelectual (indistintamente del sector socioeconómico) y con su contratante, llegan a penosas demostraciones de que la “pantalla boba” idiotiza y rebaja tanto a “comunicadores” como a las personas fáciles de manipular con entretención de cualquier especie.

Mientras la TV abierta, o por cable, no tenga contenidos de calidad y excelencia estaremos expuestos a la podredumbre cada vez que encendamos el televisor. Resta solamente, para quienes cuentan con internet, buscar aquella programación que sea del interés de cada cual y así poder ampliar conocimientos y no ser parte del montón de ignorantes arriados al despeñadero del salvajismo mediático.

 

San José de Mayo, Uruguay, 11.12.2021

www.sergioariasmoreira.com



Fuente