Publicado:

Se enfrenta a una pena máxima de diez años de prisión por cada condena por fraude de atención médica y una pena máxima de cinco años de cárcel por cada declaración falsa.

El Tribunal del Distrito este de Wisconsin (EE.UU.) declaró culpable al dentista Scott Charmoli de haber dañado los dientes de miles de pacientes para cobrar por arreglárselos, según un comunicado publicado en la página web del Departamento de Justicia estadounidense.

Según el fallo emitido por el fiscal federal Richard Frohling el pasado 10 de marzo, el varón de 61 años ha sido condenado por cinco cargos de fraude de atención médica y por dos cargos de declaraciones falsas relacionadas con cuestiones de asistencia sanitaria.

El texto indica que durante años Charmoli defraudó a las compañías de seguros dentales con el objetivo de que pagaran procedimientos coronarios innecesarios, detallando que empezó en 2015, cuando comenzó a vender «de manera agresiva» coronas a sus pacientes.

¿Cuál era su ‘modus operandi’?

Acusan a un dentista estadounidense de romper los dientes de sus pacientes para  estafar a las compañías de seguros

Una vez los convencía, rompía de manera intencionada los dientes de esas personas con un torno dental y tomaba fotografías y radiografías del daño infligido. Posteriormente, enviaba esas imágenes a las aseguradoras como respaldo a sus pedidos de pago de las intervenciones médicas.

Las compañías de seguros daban por hecho que los daños representaban el estado preoperatorio de los dientes y, en consecuencia, pagaban lo que solicitaba. Muchos de los pacientes afectados también pagaron copagos significativos por estos procedimientos coronarios.

Las pruebas recopiladas demuestran que el dentista con licencia puso muchas más coronas que la mayoría de dentistas de Wisconsin, situándose en el percentil 95 o superior de las coronas realizadas cada año desde 2016 hasta 2019.

Facturó millones de dólares

Imagen ilustrativa

Concretamente, entre 2015 y 2019 realizó más de 700 coronas, llegando incluso a hacer más de 1.000 procedimientos de ese tipo en dos de esos años. De hecho, solo entre 2016 y 2019 facturó más de 4,2 millones de dólares por coronas.

Por otro lado, la evidencia también muestra que Charmoli llevó a cabo declaraciones falsas a las aseguradoras dentales cuando algunas de estas se negaron a pagar los reclamos iniciales de cobertura por procedimientos coronarios.

La sentencia contra el dentista está programada para el próximo 17 de junio. Se enfrenta a una pena máxima de diez años de prisión por cada condena por fraude de atención médica y una pena máxima de cinco años de cárcel por cada declaración falsa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!



Source link