Publicado:

Esta capacidad radica en el hecho de que las neuronas del córtex visual no pierden su capacidad selectiva para procesar estímulos visuales diferentes.

El cerebro de los así llamados ‘súper ancianos’ (‘super-agers’, en inglés), personas cuyas capacidades cognitivas no empeoran pese a su edad avanzada, es capaz de memorizar información con la misma facilidad que el cerebro de jóvenes de 25 años, según ha podido comprobar un grupo de científicos del Hospital General de Massachusetts (EE.UU.), que publicaron el pasado 30 de junio los resultados de sus hallazgos en la revista Cerebral Cortex.

Esta capacidad radica en el hecho de que las neuronas del córtex visual de este grupo de ancianos no pierden su capacidad selectiva para procesar estímulos visuales diferentes, creando una memoria de imágenes, según se detalla en un comunicado publicado en la página web del centro de investigación.

Descubren un nuevo tipo de cataclismo astronómico que podría resolver un misterio de miles de millones de años

Tareas idénticas

En el marco del estudio, los especialistas recurrieron a la resonancia magnética funcional para tomar imágenes cerebrales de un grupo de ‘súper ancianos’ previamente identificado con una edad promedio de 67 años, mientras se sometían a un test de memoria. Paralelamente, un total de 41 individuos con una media de edad de 25 años fueron sometidos al mismo procedimiento.

Los participantes tenían que ver 80 imágenes con caras o escenas, cada una de ellas con un adjetivo, y se les pidió que valorasen si esas palabras se ajustaban bien o no a las fotos con las que iban asociadas. A continuación, les mostraron las mismas 80 imágenes, 40 más con nuevas palabras e imágenes y otras 40 reordenadas que habían visto previamente. De este modo, el segundo cometido consistía en recordar si habían visto antes cada par específico o contemplaban un par nuevo o reorganizado.

Científicos crean una "calculadora de muerte" que pronostica la esperanza de vida de los ancianos

Capacidad selectiva

Mientras los participantes en el experimento cumplían sus tareas, los expertos centraban toda su atención en la corteza visual, el área del cerebro que procesa lo que ven nuestros ojos y que está muy expuesta al envejecimiento. Eso es así, porque en esta zona cerebral hay poblaciones de neuronas que se encargan de procesar de forma selectiva diferentes categorías de imágenes. A medida que envejecemos, esta capacidad selectiva disminuye y las personas mayores experimentan problemas a la hora de recordar algo que han visto en un momento determinado en el pasado, explica Yuta Katsumi, uno de los autores del estudio.

El experimento reveló que el rendimiento de memoria de los ‘súper ancianos’ era similar al de los jóvenes. «Los ‘super-agers’ habían mantenido el mismo nivel de diferenciación neuronal o selectividad que un adulto joven. Sus cerebros les permitían crear representaciones distintas de las diferentes categorías de información visual para poder recordar con precisión los emparejamientos de imágenes y palabras», afirmó Katsumi.

Entretanto, los investigadores realizan un ensayo clínico para analizar si una estimulación electromagnética no invasiva puede mejorar la memoria de personas adultas y hacer que sus cerebros sean más parecidos a los de los ‘súper ancianos’.



Source link