Publicado:

Un análisis posterior del hallazgo, atribuido a la cultura mongola de las tumbas de losa hace 2-3 milenios, mostró que no están asociados con ninguna necrópolis o asentamiento destruido.

Los arqueólogos han examinado dos hachas de metal que un hombre encontró accidentalmente debajo de una piedra rectangular mientras caminaba por la costa del lago Baikal, en la provincia rusa de Irkutsk. Ambas herramientas estaban hechas de cobre puro y se usaban como hachas o azuelas.

Los científicos han atribuido el hallazgo a la tradición escita-tagar que pertenece a la llamada cultura arqueológica de las tumbas de losa de los mongoles de la baja Edad del Bronce y de la alta Edad del Hierro, que existió en la región de Baikal hace aproximadamente 2778-1998 años, según un artículo publicado en la revista Archaeology, Ethnography and Anthropology of Eurasia.

El examen del área, donde se encontraron los artefactos de cobre, mostró que es poco probable que estén asociados con ninguna necrópolis o asentamiento destruido. Probablemente, estas son cosas guardadas en un escondite, ya que los artefactos de metal, debido a la falta de materias primas, podrían ser herramientas valiosas, informa el portal NPlus1.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!



Source link