Publicado:

En los últimos 30 años, la temperatura media de Escocia ha subido 0,5 ºC, los inviernos se han vuelto un 5 % más húmedos y el nivel del mar ha aumentado hasta 3 centímetros cada década.

El Comité de Cambio Climático del Reino Unido, órgano asesor independiente del país en los asuntos relacionados con el calentamiento global, publicó este martes un informe que pone de manifiesto los fallidos intentos de combatir las consecuencias del cambio climático por parte del Gobierno de Escocia. Según el reporte, el gobernante Partido Nacional Escocés no logró hacer realidad su meta de crear resiliencia a la situación ecológica, que se ha ido agravando.

En 2021 se produjo el mayor aumento jamás registrado en las emisiones globales de CO2 por el uso de combustibles fósiles

Las medidas tomadas por las autoridades locales para adaptarse a los inviernos más húmedos, a la subida del nivel del mar y a los fenómenos meteorológicos extremos, como la reciente tormenta Arwen, que afectó duramente al norte de Inglaterra y a la vecina Escocia a finales de noviembre, «se han estancado», lo que supone mayores riesgos para la población, las infraestructuras y los negocios, señala el reporte.

Ya el pasado diciembre, el comité advirtió que Escocia no alcanzaría sus objetivos de reducir las emisiones de carbono, ya que las políticas gubernamentales no eran lo suficientemente sólidas, a pesar de que sus declaraciones y promesas al respecto eran las más ambiciosas de todo el Reino Unido.

Según el reciente informe, en los últimos 30 años, la temperatura media de Escocia ha subido 0,5 ºC, los inviernos se han vuelto un 5 % más húmedos y el nivel del mar ha aumentado hasta 3 centímetros cada década.

América del Sur sufre un impacto extremo del cambio climático, según un informe

Los expertos consideran que el Gobierno no tiene planes viables para preparar las tierras de cultivo (que representa el 73 % del territorio escocés) a un clima cambiado ni para adaptar las infraestructuras, tales como puertos, aeropuertos y telecomunicaciones.

Sin embargo, el documento subraya que la mayoría de las medidas necesarias para conseguir las metas planteadas estaban «en manos del Gobierno escocés».

El secretario del Gabinete para el Cero Neto, Energía y Transporte de Escocia, Michael Matheson, a su vez, señaló que su Gobierno agradece los escrutinios críticos y reconoció que todavía quedan muchas cosas por hacer.

«Se trata de un reto global y no somos los únicos que necesitamos acelerar el progreso«, aseveró el político, citado por The Guardian.



Source link