Más allá del estereotipo: películas y series que desafían la percepción del autismo
Naoki Higashida: «Hay un buen número de niños autistas que no tienen forma de expresarse. Espero que, leyendo este libro, el lector pueda llegar a ser mejor amigo de las personas con autismo”. (Freepik)

La peor barrera para la inclusión social es la ignorancia. Y eso es lo que se propuso vencer Naoki Higashida cuando, con apenas 13 años, escribió La razón por la que salto. ¿Y cómo lo hizo? Con la ayuda de la profesora Suzuki de la Escuela Hagokumi y de una tabla de ideogramas diseñada por su mamá.

“El problema es que hay un buen número de niños autistas que no tienen forma de expresarse y, en muchos casos, ni sus propios padres tienen idea de qué pueden estar pensando. Así que mi gran esperanza es poder servir de alguna ayuda explicando, a mi manera, lo que pasa dentro de la mente de los autistas. También espero que, leyendo este libro, el lector pueda llegar a ser mejor amigo de las personas con autismo”, escribió el novel autor, en 2006, cuando apareció la primera edición de esta increíble obra.

[”La razón por la que salto” puede comprarse en forma digital en Bajalibros clickeando acá]

Cada capítulo es la respuesta a una pregunta que la gente se hace normalmente frente a una persona con autismo. ¿Por qué hablan tan alto? ¿Por qué repiten las mismas preguntas una y otra vez? ¿Por qué hacen cosas que no deben, aunque les hayan dicho que no? ¿Por qué hablan de ese modo particular? ¿Por qué se tapan los oídos? ¿Por qué mueven los brazos y las piernas de esa manera?

Son 58 explicaciones a diversos interrogantes que todos nos hacemos frente a lo desconocido. Y Naoki los responde uno a uno, con claridad, simpleza y la esperanza de que algún día podamos comprender a las personas que, como él, “nacen fuera del régimen de la civilización”, tal como las define.

naoki higashida - la razon por la que salto
«La razón por la que salto», de Naoki Higashida, editado por Rocabolsillo.

“De verdad no tienen una idea de lo infelices que somos. Nuestros cuidadores pueden decir: ¡Cuidar de estos niños es realmente muy duro! Pero no se pueden imaginar lo triste e infeliz que puede ser la vida para nosotros, que siempre estamos causando problemas y que no conseguimos hacer “bien” prácticamente nada. (…) Por eso les pido, a los que se pasan todo el día con nosotros, que no pierdan los nervios, (…) pensar que nuestra vida es motivo de infelicidad para otras personas es simplemente insoportable (solo que no podemos expresarlo). (…) Por favor, ¡no se rindan! Necesitamos su ayuda.”, asegura Naoki Higashida en una de sus tantas revelaciones, casi desesperadas.

La razón por la que salto, editado por Rocabolsillo, deja en claro que el autismo es para toda la vida y que la persona y su entorno tienen que convivir con dicha condición hasta el final. Nunca antes un chico, con un grado de autismo tan severo, había logrado comunicarse de esta forma. Por eso, el milagro de Naoki (y el de su madre, quien diseñó la herramienta y el método para que pudiera hacerlo) fue derribar esa barrera infranqueable y darle voz – por primera vez en la historia- a un niño con pocas posibilidades de expresarse (de forma oral y escrita) dadas las características propias de su condición.

Te puede interesar: “La alegría de las pequeñas cosas”: cómo volver a poner el foco en lo bueno de la vida

La experiencia vital de este nene japonés abre la puerta a un mundo desconocido e invita a la reflexión sobre tantas cosas que no entendemos y por eso rechazamos, negamos o simplemente estigmatizamos por miedo o desconocimiento. Rompe con todos los tabúes y humaniza de un modo tierno a todas aquellas personas que tienen que aprender, cada día, a vivir en un planeta donde nadie o casi nadie comprende de qué va todo esto de ser autista.

naoki higashida - la razon por la que salto
Naoki Higashida: «No tienen una idea de lo infelices que somos. Pensar que nuestra vida es motivo de infelicidad para otras personas es simplemente insoportable, solo que no podemos expresarlo». (AFP/Getty Images)

“Los autistas tienen que sobrevivir en un mundo en el que las ‘necesidades especiales’ suelen asociarse con retraso, en el que los colapsos y los ataques de pánico se ven como pataletas, en el que muchos consideran que las solicitudes de ayuda para personas con discapacidad no son más que maniobras para aprovecharse de la Seguridad Social”, explica David Mitchell, autor de la introducción y adaptación del libro, y padre de un hijo con autismo.

La obra, que oscila entre el diario íntimo y el ensayo, tiene el sello de la alegría de vivir y la chispa propia de un chico de esa edad. Y hacia el final de los capítulos, sorprende con un cuento, también escrito por él, “con la esperanza de que les ayude a entender lo doloroso que es no poder expresar tus sentimientos a la gente que quieres. Si este cuento consigue llegar a tu corazón, estoy convencido de que también serán capaces de conectar con el corazón de las personas con autismo”, aclara quien aún tenía un pie en la niñez cuando pudo escribir este sorprendente testimonio de 190 páginas.

Excepcional, conmovedor y de una enorme relevancia para todos los que quieran saber, desde el otro lado del mostrador, de qué hablamos cuando hablamos de autismo. Y también para los que a diario conviven, cuidan y acompañan, en su difícil camino, a personas con esta condición. Te vas a sorprender y también a emocionar. Mucho, pero mucho.

Quién es Naoki Higashida

♦ Nació en Kimitsu, Japón, en 1992.

♦ Se le diagnosticó autismo en 1998 y se graduó en 2011.

♦ Es autor de varios libros y mantiene un blog en el que escribe con regularidad.

♦ A pesar de su dificultad para comunicarse, ha conseguido dar charlas sobre autismo en Japón con el propósito de hacer esta condición más presente y reconocible en la sociedad.

♦ Escribió La razón por la que salto cuando tenía 13 años.

Seguir leyendo:

“La alegría de las pequeñas cosas”: cómo volver a poner el foco en lo bueno de la vida

Hasta cuándo es soportable vivir una vida que no queremos según Delphine de Vigan

“Los que aman, odian”: una trama de intriga, celos y amores no correspondidos escrita por Silvina Ocampo y Bioy Casares



Fuente