Publicado:

La compañía se comprometió a «entregar puntualmente sus propiedades a los compradores».

Uno de los mayores operadores de ventas inmobiliarias en China, Country Garden Holdings, registró pérdidas por 48.900 millones de yuanes (6.700 millones de dólares) en el primer semestre del año, admite un informe de la empresa publicado este miércoles.

«Afectado por la caída del mercado inmobiliario en China, el Grupo ha enfrentado importantes retos en el rendimiento de preventa, que en particular (…) ha disminuido significativamente desde abril de 2023, sin que haya habido signos evidentes de recuperación hasta la fecha de esta información financiera intermedia», reza el comunicado.

Las acciones de Evergrande se desploman casi un 90 % tras reanudarse sus operaciones en bolsa

Además, Country Garden «se enfrenta a más dificultades para obtener financiación mediante la emisión de nuevos bonos corporativos nacionales y pagarés preferentes en el extranjero, debido al difícil y complicado entorno de financiación de la deuda».

Aun así, y «a pesar de estos retos y dificultades», la compañía se comprometió a «entregar puntualmente sus propiedades a los compradores, lo que la obliga a dar mayor prioridad en la utilización de los fondos disponibles a la construcción de propiedades en preventa». 

Entretanto, AFP escribe que ese anuncio «hace temer un impago potencialmente catastrófico«. Según la agencia noticiosa, el estado de Country Garden ha suscitado preocupaciones de que se produzca «un colapso que podría tener consecuencias de gran alcance para el sistema financiero chino, dos años después de la caída de Evergrande». 

  • La crisis inmobiliaria en China comenzó a sentirse en 2020, cuando las autoridades del país dieron pasos para contener el endeudamiento excesivo en el sector, dejando a grandes compañías como Evergrande y Sunac en dificultades para hacer frente a sus pagos y obligándolas a renegociar con sus acreedores, lo que las colocó al borde de la quiebra.
  • A finales de 2021, Evergrande entró en ‘default’ al incumplir el pago de intereses de sus bonos.



Source link