Publicado:

Según la Fiscalía británica, Coral Edgar convenció a la víctima para que llegara a su casa con el pretexto de tener relaciones sexuales.

La Policía del condado británico de Cumbria (Inglaterra) comunicó que seis personas fueron declaradas culpables del asesinato de un hombre que fue brutalmente golpeado en la casa de su pareja sexual y luego arrojado a un río.

En julio de 2020, Lee McKnight fue atraído bajo engaño al domicilio de Coral Edgar, en la localidad de Carlisle, y posteriormente fue encontrado muerto. McKnight, de 26 años, había sido cliente de un destacado traficante local de drogas, identificado como Jamie Davison, a quien estuvo luego evitando porque le debía una gran suma de dinero.

"No sabían qué hacer con el dinero": condenan a prisión a tres hombres tras incautarles una cantidad récord de efectivo en Londres

En un intento por sacarlo de su escondite, Davison le exigió ayuda a Edgar, de 25 años, quien había caído en fuerte adicción a las drogas. Según la Fiscalía, Coral convenció a McKnight para que la visitara en su casa, asegurándole que deseaba tener relaciones sexuales con él. En verdad, allí lo estaban esperando el narcotraficante y dos hombres más.

Intervienen los padres

McKnight sufrió múltiples lesiones, incluidas 36 heridas en la cabeza. Edgar no hizo nada para detener el ataque ni llamó una ambulancia, y fue luego vista por los vecinos limpiando la sangre derramada. Más tarde, la madre de la joven y el padre de uno de los agresores llegaron a la vivienda, donde ayudaron a eliminar las pruebas y arrojar a un río el cuerpo de la víctima, aún con vida.

La sentencia contra los seis victimarios será dada a conocer en fecha posterior.



Source link