El euro se negoció al cierre a 39,09 córdobas nicaragüenses, de manera que supuso un ascenso del 0,54% comparado con los 38,88 córdobas nicaragüenses del día previo.

En la última semana, el euro registra un ascenso del 1,69%; pero en términos interanuales todavía mantiene un descenso del 6,06%. En relación a los cambios de este día respecto de jornadas previas, cambió el sentido del dato previo, donde se anotó una bajada del 0,27%, mostrando últimamente una ausencia de estabilidad en los resultados. La volatilidad de los últimos siete días presentó un comportamiento superior a la volatilidad que mostraron los datos del último año, lo que indica que está presentando un comportamiento más inestable.

En el último año, el euro ha llegado a cambiarse en un máximo de 40,43 córdobas nicaragüenses, mientras que su nivel más bajo ha sido 38,44 córdobas nicaragüenses. El euro se sitúa más cerca de su mínimo que de su máximo.

El córdoba es la unidad monetaria de uso legal en Nicaragua y se abrevia NIO; está dividida en 100 centavos y su circulación se encuentra controlada por el Banco Central de ese país.

La moneda toma su nombre en honor del segundo apellido del conquistador español, el Capitán Francisco Hernández de Córdoba, que además fundó las ciudades de Granada y de León.

El córdoba fue introducido el 25 de agosto de 1908, bajo el mandato del entonces presidente Adolfo Díaz, quien emitió una moneda de 10 córdobas y que sustituyó al peso. La nueva moneda tenía en su momento un valor de 5 córdobas por libra esterlina.

El 13 de noviembre de 1931, el córdoba empezó a cotizarse a un tipo de paridad de 1,10 córdobas por dólar estadounidense, pero luego de varias devaluaciones éste pasó a 7 córdobas por dólar estadounidense entre 1946 y abril de 1979.

Fue hasta el año de 1991 cuando la administración en turno lanzó un exitoso plan de estabilización monetaria que logró frenar la hiper devaluación y se obtuvo estabilidad en los precios, cambiaria y monetaria. A partir de enero de 1993 el país pasó al sistema de minidevaluación que desde 2019 es del 3% anual.

En la rama económica, Nicaragua ha registrado caídas importantes. En el 2018 y 2019 el Producto Interno Bruto tuvo decrecimientos de -3% y en el 2020 de -2%, aunque tuvo un leve aumento en el 2021, la economía nicaragüense está sólo por encima de Venezuela.

Además, bajo el actual gobierno de Daniel Ortega, el Banco Mundial ha estimado que la pobreza incrementó de 13,5% en 2019 a 14,6% en el 2021. Además de la pandemia, este país también fue presa de los huracanes Eta y Lota, que dejó grandes estragos.

En este contexto se suma que las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea a la nación han orillado al país a aliarse con Venezuela, Cuba y China, lo cual se reforzó luego de que las pasadas elecciones en las que Ortega logró su reelección fueran tachadas de fraude.

De acuerdo con una proyección de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) Nicaragua, así como Guatemala o República Dominicana, no alcanzará su nivel económico en 2022 como a los niveles previos a la pandemia de SARS-CoV-2.

Te recomendamos:





Fuente