Vecinos de José Ignacio denuncian que dos viviendas del balneario, aún sin terminar, violan las normativas ambientales y de construcción, dadas las características de las estructuras y su ubicación. 

Según informó el diario argentino La Nación, los locales argumentan que los dos proyectos inmobiliarios transgreden lo establecido por la ley, basándose en tres puntos específicos que se aplican a las construcciones del balneario: que las casas no deben superar los 6 metros de altura, que las casas no pueden ser construidas con materiales pesados (hormigón y acero) y que tampoco pueden ser erigidas sobre la arena del médano.

Sobre el último punto, la única excepción es que se construya sobre pilotes, con los cuales se evita el contacto con el suelo natural.

Los dos proyectos —que según señala la agrupación de vecinos, son propiedad de dos argentinos— quebrantan cada uno dos de estas tres reglamentaciones, a pesar de haber sido aprobados. 

La primer vivienda, cercana al faro de José Ignacio, excede la altura máxima permitida, además de estar construida sobre los médanos de la playa brava del balneario. 

La otra, además de superar los seis metros de altura, está construida con materiales pesados. 

Los vecinos, agrupados en la llamada «Liga de José Ignacio», sostienen que las viviendas no deberían haber sido aprobadas, ni por el Ministerio de Ambiente ni por la Intendencia de Maldonado (IDM). 

“Sabían que esas casas se estaban levantando con materiales no permitidos, pero las aprobaron igual. Esto es un país serio y nos estamos encontrando con una truchada novedosa”, dijo uno de los vecinos a La Nación. 

En un comunicado al que accedió Montevideo Portal, los vecinos denuncian que hay «impunidad» de «quienes violan la normativa ambiental», la cual dicen que es «buena, clara y abundante» en nuestro país, además de decir que hay una «falta de respuesta efectiva del Ministerio de Ambiente». 

«Si la ciudadanía, procurando defender el ambiente, en beneficio de las actuales o futuras generaciones, acuden a la justicia, freno último de atropellos, encuentra jueces mayormente prescindentes de la clara y copiosa normativa ambiental. Al parecer el Principio Precautorio está completamente de adorno en nuestras leyes», reza el documento.

Citan los ejemplos de la construcción de una pista de aterrizaje de jets sobre el humedal del arroyo Maldonado, «para uso de clientes del Hotel Fasano», el anuncio de una zona franca sobre esos mismos humedales promovida por la IDM y la «destrucción del borde norte de la laguna de José Ignacio con obras de infraestructura para la estancia VIK», entre otros casos. 

Sobre las dos casas de José Ignacio, dice que son «dos monumentos a la impotencia y a la impunidad, dos grandes alertas para el enfermo Uruguay Natural». 

Prensa JI Notas by Montevideo Portal on Scribd





Source link