Hace 26 años que reiteramos en nuestros comentarios periodísticos, que “las intendencias son un comité político del color del intendente de turno”.

Por supuesto que nadie nos dice que eso no es así, ya que es muy sencillo encontrar pruebas contundentes que esto es real.

Con el caso del edil del Partido Nacional Julio López en Canelones, que dio sorpresivamente ese votito que le faltaba al intendente Orsi para lograr sacar adelante el fideicomiso de 44 millones de dólares, que parecía absolutamente lejano.

Todo el mundo fue contra el edil López. Alianza Nacional, el grupo al que pertenecía, lo expulsó sin siquiera llamarlo a declarar y hacer sus descargos.

El presidente del Directorio del Partido Nacional Iturralde lo llamaba para que le mande la renuncia al partido.

Todos miraban al curul nacionalista de La Paz, lo calificaron de traidor.

En el fondo, no les duele que le salga al préstamo a Orsi, el tema es político electoral.

A nadie le importa seguir endeudando una comuna que ya de por sí está hasta las manos de deudas.

No le quieren dar plata a Orsi para hacer obras, ya que lo miran como rival presidencial y de ninguna manera desean que Orsi inaugure grandes obras antes de las elecciones del 2024.

¿Alguien duda de esto?

Pero de la nada, apareció el intendente de Durazno Carmelo Vidalín y sin que nadie se lo pregunte, dijo que “todos los intendentes hacen lo que hizo Orsi”.

Dijo que él lo había hecho incluso.

¿A qué se refería Vidalín?

A que si te falta un voto para lograr un fideicomiso, se busca negociar ese voto.

Es decir, ofrecer algo a cambio para que un edil, que no es de su partido, vote el fideicomiso.

Vidalín solo dijo la verdad, pero está prohibido decir eso públicamente en política.

Hay cientos de ejemplos similares a lo largo de la historia. Un trabajo para los hijos, un cargo para él, en fin, lo que sea.

¿Ustedes creen que el ex diputado del Frente Mujica renunció al Frente Amplio y se fue con el Partido Nacional para ser electo diputado en la lista de Lacalle Pou porque sí?

¿Ustedes creen que Fernando Amado, que había jurado no irse jamás al Frente Amplio denostando a la coalición de izquierda hoy es Director de Turismo de la Intendencia de Montevideo porque sí?

Todos, absolutamente todo es toma y daca, es una negociación constante con los ediles de otros partidos e incluso con los del mismo partido del intendente.

El Intendente de Paysandú Nicolás Olivera reafirmó lo dicho por Vidalín al respecto hace pocas horas.

El propio Presidente del Honorable Directorio del Partido Nacional Iturralde… ¿por qué dejó a Larrañaga y se fue con Lacalle Pou antes de las elecciones?

¿Es casualidad que Lacalle Pou lo haya elegido para ser presidente del partido?

Es muy sencillo agarrarse con el edil López, o criticar a Vidalín; eso es fácil, pero no es fácil decir la verdad como lo hicieron Olivera y Vidalín.

Dejar de lado la hipocresía.

López pidió trabajo para sus hijos.

El Partido Nacional lo dejó tirado, nunca le dieron pelota a sus reclamos, vio la oportunidad y se animó.

El problema es mucho más grave a que López haya votado, el problema es que López no permitió al Partido Nacional a negociar con Orsi como lo está haciendo con Cosse por otro préstamo millonario.

¿Negociado, coima, toma y daca?

 



Fuente