Publicado:

El Alto Mando Militar del país se disculpó ante los habitantes de la localidad de Wa y comunicó que inició una investigación sobre la «conducta poco profesional» de algunos soldados.

Un grupo de militares armados fue captado recientemente maltratando a los residentes en Wa, capital de la región Alta Ghana Occidental, por la supuesta desaparición de un teléfono móvil.

En un video, difundido este jueves en las redes sociales, se puede ver cómo los soldados se acercan a unas personas, les obligan a tumbarse en las cunetas y les golpean. Unos testigos detallaron a Citi FM que los efectivos pararon los triciclos y la emprendieron especialmente con los jóvenes, mientras buscaban su ‘smartphone’.

«Me golpearon en la cabeza unas tres veces y en la espalda, ya que utilizaron la pistola eléctrica en las manos y en el pecho», reveló Cletus Awuni, portavoz del Consejo de Coordinación Regional de la región.

Advertencia: las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad. 

Según el funcionario, el organismo recibió una llamada de que el personal militar estaba «golpeando a todo el mundo». Señaló que al preguntar «por qué golpeaban a la gente», también le agredieron a él. Awuni explicó que llamó al comandante militar para discutir la situación y decidió grabar un video para enviárselo. En cuanto los soldados se dieron cuenta de que los estaba filmando, empezaron a maltratarlo. «Me exigieron que borrara el video, y les dije que no lo borraría. Empezaron a usar la pistola eléctrica contra mí», añadió.

Otra víctima, un alumno de magisterio, declaró que los militares le obligaron a tumbarse en el suelo y luego atacaron. Señaló que también le echaron agua caliente.

Respuesta del Alto Mando Militar de Ghana

Por su parte, el Alto Mando Militar de Ghana se disculpó ante los residentes de Wa y comunicó este viernes que inició una investigación sobre la «conducta poco profesional» de algunos soldados.

«En nombre del Alto Mando Militar, les ruego que acepten nuestras sinceras disculpas, y quiero asegurarles que a partir de hoy, esto no volverá a ocurrir», declaró el general de división Thomas Oppong-Peprah, jefe del Estado Mayor del Ejército, y aseguró que «todos los implicados en este acto serán juzgados«.

«Vamos a dar con todos los implicados en esto, y les daremos el máximo castigo de acuerdo con nuestro código de disciplina de servicio. Están sujetos al código de disciplina militar, y aplicaremos las sanciones correspondientes», concluyó Oppong-Peprah.

La Comisión de Defensa e Interior del Parlamento también ha recibido la orden de investigar el incidente.



Source link