Publicado:

La mujer agradeció la ayuda de Hernán Cristante, técnico de Querétaro, quien invitó a los aficionados del equipo rival a resguardarse en los vestuarios una vez estalló la batalla campal.

Una aficionada del Atlas de Guadalajara reveló en las redes sociales cómo logró abandonar el Estadio Corregidora de Querétaro y cómo vivió los enfrentamientos protagonizados este sábado por hinchas de los dos equipos de fútbol mexicanos, que dejaron decenas de heridos. 

En sus publicaciones, la mujer agradeció la ayuda de Hernán Cristante, técnico del Querétaro, que junto a los futbolistas invitó a los fanáticos del equipo rival a resguardarse con ellos en los vestidores una vez la cancha fue invadida por hinchas enfurecidos. 

La usuaria de Twitter afirmó que fue testigo de las múltiples agresiones que sufrieron los aficionados de Atlas ante la ausencia de la Policía, y describió el suceso como una auténtica «masacre». «Mientras corríamos pudimos ver a un aficionado del Atlas siendo agredido por más de seis personas de Querétaro, mujeres sangrado, niños llorando, personas con tubos, con sillas y hasta butacas, pero lo que jamás vimos fue a un solo Policía», aseguró.

Según sus palabras, ella y su pareja lograron abandonar el estadio usando las camisetas de algunos fanáticos del Querétaro, que se las prestaron para que pudieran abandonar las instalaciones sin ser agredidos.

«Y afuera del estadio nos pegamos a una familia de Querétaro para poder alejarnos un poco, mientras las peleas seguían afuera de la taquilla. Caminamos hasta una carretera y había una patrulla (Fue la primera que vi después de todo y estaba afuera)», relató, agregando que los hinchas del equipo contrario traían consigo «navajas, mochilas, etc.», mientras que a ellos no les «dejaron ingresar si quiera chamarra o simplemente gorra».

Decenas de heridos tras un enfrentamiento entre las aficiones de dos equipos de fútbol en México

Una vez fuera del estadio, la pareja no recibió ayuda por parte de los agentes, que de acuerdo a los tuits no estaban llevando a cabo ningún arresto. «Cabe mencionar que no estaba deteniendo a nadie, solo estaba tapando la calle y dos policías abajo platicando como si adentro no hubiera pasado nada, me acerqué para pedirle ayuda explicándole que éramos de Atlas y estábamos perdidos», reveló la mujer.

Sin embargo, al toparse con la indiferencia de los oficiales, tuvieron que caminar «como 40 minutos». «No sabíamos en dónde estábamos ni cómo movernos», escribió la usuaria, quien finalmente pudo «resguardarse en un hotel».  

«Tengo más de cinco años de mi vida viajando a ver a mi equipo y jamás pensé vivir esto; sé que cuando viajamos nos arriesgamos a muchas cosas, pero creo que entre ellas no debería estar el morir por irle a otro equipo de fútbol», concluyó.

Por el momento, no está claro el motivo por el que, alrededor del minuto 60, se desencadenó la batalla campal entre los hinchas de ambos equipos, que disputaban un partido de la novena jornada de la Primera División de México. El encuentro fue suspendido por los disturbios.





Source link