Publicado:

«Entren en el sótano, no salgan del sótano», les amenazaron los soldados, recuerda la mujer.

Una residente de Mariúpol relata cómo los militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania impidieron a los civiles heridos recibir tratamiento médico. 

La mujer indicó que en la iglesia fue herido un acólito y ella «salió corriendo a llamar a los servicios de emergencia». Sin embargo, los soldados ucranianos le dijeron, amenazándole con sus armas, que «se metiera en el sótano y no volviera a salir». 

Luego, señaló la residente, «la esposa [del acólito] saltó con un trapo blanco, gritando que estaba sangrando», pero los militares le apuntaron con una ametralladora. «Entren en el sótano, no salgan del sótano», indicaban a todos. 



Source link