La memoria es imprescindible para saber lo que viene.
Villanueva Saravia algún día iba a dar la batalla por la Presidencia de la República. Tenía muy claro hacia dónde iba y lo que quería.

ÉL CREÍA EN LOS HOMBRES NO EN LOS PARTIDOS. 

Era, sobre todo, un estratega por excelencia. Muchas veces nos asombraba con sus estrategias frías y calculadoras, pero siempre certeras».
Villanueva Saravia, falleció a los 33 años, con un balazo en la cabeza…

Su abuelo, Luis Cesar Pinto, afirmó en su momento, que fue un brutal asesinato.

El capitán Retirado profesor Hugo Saravia, primo de Villanueva Saravia, recordó que el extinto jefe comunal «estaba enfrentado al propio Lacalle, a quien había acusado duramente». 

Había dicho que era mejor que no ganara la Presidencia porque de lo contrario iba a saquear lo poco que le quedaba al país. También dijo que… El hijo (Lacalle Pou) es peor que el padre y que Julia Pou es una …….. compulsiva , acusaciones que las reiteró en el Directorio del Partido.

El propio Villanueva Saravia dijo dos semanas antes de su muerte.

«Acá no va a pasar nada porque todos podemos tener nuestros odios, nuestros rencores y nuestras pasiones pero no se me ocurre pensar que alguien piense dirimir las diferencias contratando a alguien en Brasil para que me mate», declaró al Semanario Búsqueda. Se equivocó, dicen que alguien contrató un milico brasileño, el Villa sabía demasiado del negocio de los de Ose, era un loco peligroso.
Villita era Zurdo cerrado y el arma apareció en la mano derecha.

JUECES Y FISCALES ENREDADOS.
Victoria Saravia DECLARÓ:

«Desde que falleció mi papá, cada vez que un juez tocaba un expediente, cambiaban al juez. Pasaron cosas raras: en su momento mi papá había denunciado a dos jueces por corrupción y después que murió, ellos mismos tomaron el caso de mi padre» (…) Se refiere al juez Ricardo Migues y al fiscal GUSTAVO ZUBÍA, ambos cuestionados por Saravia).
Sostiene que mientras por un lado no se realizaron pericias fundamentales en el escenario del «crimen», por otro el juez RICARDO MIGUES como el fiscal GUSTAVO ZUBIA no debieron asumir la investigación ya que ambos habían sido cuestionados y denunciados por el propio Saravia.
Hoy todos estos personajes están en el PODER, todos juntos y revueltos queriendo dar cátedra de honor y Honestidad.
El Villita estaba Enfrentado a Lacalle pero también se enfrentó a la Justicia, llegando a presentar una denuncia en la Jefatura de Policía de Río Branco, agregando una grabación clandestina de una conversación entre el juez de esa ciudad, Gerardo Siri, y el fiscal de Rocha y ex fiscal de Cerro Largo, Walter Cancela.

LA GRABACIÓN NO FUE TOMADA EN CUENTA.
Sus dos Enemigos Irreconciliables por el odio que les tenía eran IGOR Svetogorsky especializado en venderle al estado armamento helicópteros radares caños para OSE, etc.
Experto en sobornos en todos los gobiernos desde la dictadura hasta el Frente Amplio.
Svetogorsky organizaba fiestas con decenas de prostitutas, donde sobraba el alcohol y otros aditivos, invita políticos de todos los colores, daba sobres para las campañas de políticos jóvenes con potencial, daba porcentajes cuando concretaba un negocio la justicia nunca pudo (o quiso) probarle nada cónsul honorario de Bulgaria.
El otro enemigo era Luis Alberto Lacalle de Herrera.
Pero las casualidades siguen, las coimas más grandes que había DENUNCIADO Villita eran así
«Igor Svetogorsky y su empresa International Trade Company (ITC) eran el centro de un círculo social que involucró íntimamente a tres ministros (Enrique Braga, José Luis Ovalle y JUAN CARLOS RAFFO (PADRE DE LA CANDIDATA A LA INTENDENCIA DE MONTEVIDEO por los Multi Fachos), el ex secretario de la Presidencia (Pablo García Pintos), ex presidente del Banco de la República, antes también ministro (Enrique Braga). Todos los involucrados reconocieron en la Justicia tener relaciones e incluso recibir presentes de esa empresa.
AUN ASÍ NO PASO NADA.
El VILLITA no quería de ninguna manera que LACALLE fuera Presidente, mientras él estuviera vivo no lo sería ESO ES SEGURO, todo lo que el anuncio y denunció cayó en saco roto.
VILLITA TENÍA RAZÓN. SE ROBARON TODO.
¡Ahora están en el PODER NUEVAMENTE con sus hijos!
LA FRUTA NO CAE LEJOS DEL ÁRBOL.

 



Fuente