Desde 2019, cuando su esposo Mauro Icardi comenzó a jugar en el París Saint Germain, Wanda Nara se trasladó con él a la capital parisina. Sin embargo, su amor por Italia, país donde ambos residieron juntos mucho tiempo, no disminuye.

Por ello, cada vez que tiene ocasión, la rubia cruza los Alpes y se traslada a su casa de campo en las afueras de Milán, algo que ha hecho también en las actuales vacaciones de verano boreal.

Desde ese recoleto retiro, Wanda publicó unas selfies donde se la ve absolutamente lookeada para el verano, con unos trajes de baño muy cavados y sugerentes.





Source link