Publicado:

El presidente Aleksandar Vucic destacó que los sistemas FK-3, así como otros armamentos a disposición de militares serbios, no amenazan a nadie y solo representan «un poderoso elemento de disuasión».

Serbia mostró este sábado unidades del sistema de misiles antiaéreos chino HQ-22, que se conoce como FK-3 en su versión para exportación, en el marco de la exposición militar Escudo 2022, celebrada en la base aérea de Batajnica, cerca de la capital de Belgrado.

Pekín efectuó el envío del FK-3 a través de una entrega semisecreta a principios de abril que involucró varios aviones de transporte militar Y-20 de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China. El gigante asiático confirmó el envío, al señalar que se llevó a cabo en el marco del plan de cooperación bilateral. Se cree que se trató del mayor envío de armas chinas a Europa por vía aérea. Actualmente, Belgrado es el único país europeo que cuenta con ese armamento.

Aparte del FK-3, se mostró el sistema de defensa aérea Pantsir-S1, los cazas MiG-29, helicópteros Mi-8, Mi-17, Mi-35 (todos de producción rusa), aviones de ataque J-22, helicópteros Airbus H145, vehículos blindados y robóticos, drones, entre otro equipo militar, precisan medios locales.

Por su parte, el presidente serbio Aleksandar Vucic aseguró que los misiles tierra-aire chinos, así como otros equipamientos militares no amenazan a nadie y solo representan «un poderoso elemento de disuasión» contra posibles atacantes. «Ya no permitiremos ser un saco de boxeo para nadie«, aseveró el mandatario en una aparente referencia a los bombardeos de Serbia por la OTAN durante la guerra de Kosovo.

El presidente serbio promete aclarar pronto la postura del país sobre las sanciones contra Rusia

Capacidades del sistema 

Los sistemas antiaéreos HQ-22 pueden compararse con los complejos de defensa antimisiles Patriot de producción estadounidense y el análogo ruso, el sistema S-300. No obstante, los HQ-22 tienen un alcance menor frente a los S-300. 

El general de brigada Tiosav Jankovic señaló a la prensa local que el FK-3 es capaz de destruir aviones, helicópteros, misiles de crucero, así como misiles aire-tierra de alta velocidad, entre otros objetivos. Aparte de ello, el sistema antiaéreo chino protege contra interferencias electrónicas, puede destruir hasta seis blancos simultáneamente y guiar 12 misiles.  

Diversificar el equipo militar

En 2020, funcionarios estadounidenses advirtieron a Belgrado que no adquiriera los sistemas chinos, argumentando que, si Serbia realmente quiere ser miembro de la Unión Europea y otras alianzas occidentales, entonces debe alinear su equipamiento militar con los estándares de Occidente.

Pese a las advertencias, Serbia dota a sus militares con armamentos diseñados en Rusia y China que incluyen tanques, aviones de combate, drones y otro equipamiento. En paralelo, Belgrado busca diversificar sus arsenales. Así, el país negocia una posible compra de cazas franceses Dassault Rafale y británicos Eurofighter Typhoon, detalla AP



Source link